El AOVE en la dieta mediterránea

Una de las bases principales en la dieta mediterránea es el AOVE, ya que además de ser una grasa 100 % saludable, con alto contenido en ácido oleico y vitaminas, le otorga a los platos un sabor inigualable.

Diversos estudios, como el de la Escuela de Salud Pública de Harvard, han confirmado los efectos del aceite de oliva virgen extra y la dieta mediterránea en la prevención de factores de riesgo cardiovascular, entre otras muchas dolencias y enfermedades.

En este sentido, el AOVE es el aceite con mayor calidad desde el punto de vista nutricional, aportando beneficios tanto para la salud como para la gastronomía.

¿Quieres saber más sobre este maravilloso aceite? ¡Acompáñanos en el siguiente post!

Cinco principales ingredientes de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea, incluida desde el año 2010 en el Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO, comprende un modelo nutricional único que es lo que la sitúa en la lista de bienes intangibles universales a preservar.

Sus cinco principales ingredientes son:

1.El AOVE

Posee abundantes nutrientes y sustancias saludables, como ácidos grasos insaturados, oleicos o tipo omega-3 y vitaminas A, D, E y K. También contiene polifenoles antioxidantes, entre ellos el oleocanthal.

2.Pescados

Aportan proteínas, ácidos grasos, omega-3, vitaminas A, D, E, B, además de minerales indispensables para el organismo, como calcio, hierro, fósforo, yodo y flúor. Estos elementos se encuentran en pescados azules, como las sardinas, trucha o salmón, y pescados blancos, tipo lubina, merluza, bacalao, lenguado o rape.

3.Cereales y legumbres

Estos son alimentos esenciales en la dieta mediterránea; los cereales del pan, pasta o arroz, así como las legumbres tipo garbanzos, lentejas o judías. Son recomendables los cereales en su variedad integral, que ofrece mayores niveles de hidratos de carbono de absorción lenta, fibra, proteínas, minerales y vitaminas del tipo B.

4.Verduras y hortalizas

Estos alimentos son los más representativos de la dieta mediterránea junto al AOVE. Provenientes de la tierra, son altamente saludables y contienen gran cantidad de vitaminas y minerales como potasio, calcio, sodio o magnesio. Entre estas tenemos: acelgas, lechugas, espinacas, judías y espárragos verdes, coles, brócolis, calabacines, tomates, zanahorias y/o pimientos.

5.Frutas

Una fuente de vitaminas, antioxidantes, minerales y azúcares de rápida absorción son las frutas de temporada, que proporcionan extraordinarias propiedades nutricionales, además de sabor, aroma y color.

¿Cómo realizar una dieta mediterránea?

Destacamos algunos consejos para una dieta mediterránea:

  • Reducir la ingesta de grasas saturadas (leche entera, mantequilla y carnes rojas).
  • Aumentar el consumo de grasas monoinsaturadas contenidas especialmente en el AOVE.
  • Consumo adecuado de ácidos grasos poliinsaturados (omega-7 y omega-3), como mariscos y frutos secos.
  • Aumentar el consumo de antioxidantes mediante frutas, verduras o cereales integrales.

Si deseas adoptar un estilo de vida saludable o continuar con la que ya sigues y estás buscando el aceite de oliva virgen extra ideal para tu dieta mediterránea, lo encontrarás en Iber Oleum. ¡Contáctanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 19 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.