¿Cuándo introducir el AOVE en las dietas infantiles?

A medida que avanza el crecimiento de tu bebé, aumenta la tolerancia de su organismo a todos los componentes alimenticios. El aceite de oliva virgen extra (AOVE) puede convertirse en un elemento clave en las dietas infantiles, ya que gracias a sus características resulta altamente beneficioso para el desarrollo infantil incluso durante el embarazo. Como parte fundamental en la dieta mediterránea, el AOVE es un alimento clave que ponemos a tu alcance para promover un sano crecimiento de tus hijos.

¿Cuál es el mejor momento para incluir el AOVE en una dieta infantil?

Durante el embarazo se puede introducir el aceite de oliva virgen extra en la dieta diaria de la gestante. Es más, este producto facilita el adecuado desarrollo del feto y, una vez la madre dé a luz, debería seguir con su consumo frecuente. Durante la lactancia la madre aporta vitamina E al bebé, así que mantener su consumo ayuda a reforzar la ingesta de este componente vitamínico, ya que la gran fuente de vitamina E que contiene el AOVE es muy importante para los recién nacidos.

Al finalizar la lactancia, el AOVE puede incluirse en las dietas infantiles por medio de papillas o purés, a los cuales se les puede agregar un pequeño chorro de aceite de oliva virgen extra. Esta incorporación deberá ser progresiva hasta llegar a dos o tres cucharadas soperas diarias, que serán unos 20 o 30 gramos al día, lo que supone al menos el 30 % de las calorías diarias que le proporcionaremos a los niños.

¿Qué beneficios tiene el AOVE para la infancia?

Los beneficios de nuestro “oro líquido” son incalculables para nuestros hijos, a continuación te mencionamos algunas de ellas:

-Posee alto componente vitamínico

Hemos mencionado que es rico en vitamina E, pero también contiene vitaminas A, D y K, imprescindibles para un adecuado desarrollo físico e intelectual.

-Aporta grasas saludables

A cualquier edad las “grasas buenas” son necesarias para nuestro cuerpo y los ácidos grasos propios del AOVE ayudan en la prevención del colesterol infantil.

-Fortalece los huesos

Los pequeños necesitan absorber calcio para el crecimiento y fortalecer sus huesos. Los contenidos oleicos del AOVE colaboran notablemente a ello.

-Ayuda a la salud intestinal

El aceite de oliva virgen extra ayuda a normalizar el tránsito intestinal en los pequeños. Si el bebé sufre estreñimiento, el AOVE facilitará la reducción de la inflamación intestinal y una mejor evacuación.

En Iber Oleum nos enorgullece ofrecer el mejor AOVE del mercado. Además, tenemos la mejor guía de este producto bandera de nuestro país y que tanto nos fascina y deleita nuestra mesa.

¡Somos líderes en el mercado de AOVE! ¡Visítanos y compruébalo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.